Los 5 principales beneficios del ciclismo

benefits of cycling

Dar un paseo es bueno para el corazón y los músculos, y puede mejorar la forma de caminar, el equilibrio y subir escaleras.

Dicen que nunca se olvida cómo andar en bicicleta, así que tal vez sea hora de subir a bordo de un vehículo de dos o tres ruedas y disfrutar de los beneficios para la salud del ciclismo. “Está orientado socialmente, es divertido y te lleva afuera y a hacer ejercicio”, dice la Dra. Clare Safran-Norton, fisioterapeuta del Hospital Brigham and Women’s afiliado a Harvard.

En tiempos difíciles del confinamiento, es importante ajustarse a la nueva realidad del COVID-19, y por medidas de bioseguridad sólo podemos aconsejar que realices ciclismo en casa, estas bicicletas podrían ayudarte.

Vea los principales beneficios físicos.

1. Es fácil para las articulaciones. Cuando te sientas en una bicicleta, pones tu peso en un par de huesos de la pelvis llamados tuberosidades isquiáticas, a diferencia de lo que sucede al caminar, cuando pones tu peso en las piernas. “Eso es bueno para cualquiera que tenga dolor en las articulaciones o rigidez relacionada con la edad”, dice el Dr. Safran-Norton.

2. Empujar los pedales proporciona un entrenamiento aeróbico. Eso es genial para el corazón, el cerebro y los vasos sanguíneos. El ejercicio aeróbico también desencadena la liberación de endorfinas, las sustancias químicas del cuerpo para sentirse bien, que pueden hacer que se sienta joven de corazón.

3. El ciclismo construye músculo. En la fase de potencia del pedaleo (la bajada), se utilizan los músculos de los glúteos en las nalgas, los cuádriceps en los muslos y los músculos gastrocnemio y sóleo en las pantorrillas. En la fase de recuperación (la brazada hacia atrás, la brazada hacia arriba y la sobre brazada), se utilizan los isquiotibiales en la parte posterior de los muslos y los músculos flexores en la parte delantera de las caderas.

El ciclismo también trabaja otros músculos. Usas los músculos abdominales para equilibrarte y mantenerte erguido, y usas los músculos de los brazos y los hombros para sostener el manubrio y el volante.

4. Ayuda con las actividades diarias. “Los beneficios se trasladan al equilibrio, a caminar, a estar de pie, a la resistencia y a subir escaleras”, dice el Dr. Safran-Norton.

5. El pedaleo construye el hueso. “Las actividades de resistencia, como empujar los pedales, tiran de los músculos, y luego los músculos tiran del hueso, lo que aumenta la densidad ósea”, dice el Dr. Safran-Norton.

Consideraciones de seguridad

Obtenga el visto bueno de su médico antes de subirse a una bicicleta, especialmente si tiene una enfermedad cardíaca, artritis o adelgazamiento de los huesos. “Si tiene osteoporosis, considere montar un triciclo, que es más estable que un vehículo de dos ruedas, lo que supone un menor riesgo de caída”, dice el Dr. Safran-Norton. “No monte en bicicleta si ha tenido una fractura reciente. Otra caída podría empeorarla”.

Cuando monte en bicicleta, recuerde que la altura del asiento debe permitir una ligera flexión de la rodilla. “No quiere una rodilla recta en la parte inferior del pedaleo, porque la bicicleta podría ser demasiado alta y usted podría caerse,” dice el Dr. Safran-Norton.

Otros consejos: Use un casco para proteger su cabeza; no use clips para mantener los pies en los pedales, lo que puede empeorar las lesiones si se cae; no ande solo; manténgase en los caminos para bicicletas en lugar de andar en la calle; manténgase hidratado antes, durante y después de su paseo; y use protector solar y lentes de sol.

Consejos para elegir el equipo

Probablemente sepas que un casco es imprescindible para la seguridad. El tipo correcto de ropa y bicicleta también hará que el ciclismo sea más seguro y cómodo.

Ropa de ciclismo. Estas tienen fibras de alta tecnología que absorben la humedad. Suelen ser de color neón, con material reflectante para que sea visible para los conductores. Los pantalones de ciclismo tienen una almohadilla gruesa o gamuza para evitar las rozaduras y proporcionar amortiguación.

Bicicletas. Busque una que ponga menos tensión en su cuerpo, como una bicicleta de paseo por la playa o una bicicleta cómoda. Tienen manubrios altos que le permiten sentarse derecho, neumáticos anchos para un viaje suave, tijeras de asiento que absorben los golpes y tubos superiores bajos para que no tenga que balancear la pierna demasiado alto para montar la bicicleta (deje por lo menos una o dos pulgadas de espacio entre usted y el tubo). Si el montaje de una bicicleta es difícil, hay incluso bicicletas “de paso” que tienen tubos superiores a sólo seis pulgadas del suelo (ver foto).

Otros tipos de bicicletas incluyen los triciclos, que son útiles si eres menos estable en tus pies, y las bicicletas reclinadas que te permiten inclinarte hacia atrás y andar. “Si tienes una estenosis espinal, una bicicleta reclinada pone tu columna vertebral en una posición flexionada y te da alivio al dolor. Pero si tiene una hernia de disco, la bicicleta puede hacer que el disco se abulte más”, dice la Dra. Clare Safran-Norton, una fisioterapeuta del Brigham and Women’s Hospital, afiliado a Harvard.

Silla de montar. Consiga una con acolchado extra que sea lo suficientemente ancha como para soportar el par de huesos sobre los que se siente. Vaya aún más lejos con una silla que alivie la presión en el perineo, el área entre esos huesos, detrás de los genitales. Es el hogar de los nervios y las arterias que abastecen la parte inferior del cuerpo, y demasiada presión aquí puede causar entumecimiento y hormigueo en las piernas. Las sillas de montar que alivian la presión pueden tener un diseño “sin nariz” o de herradura.

Author Image
creonice